martes, 11 de marzo de 2008

La Doncella de Hierro en Chile




Los fanáticos que agotaron meses antes las 28.000 entradas a la venta, sin duda que no olvidarán el 4to paso por Chile de Iron Maiden, coronando un peak dentro del extenso calendario rockero en donde también destaca la venida de Ozzy Osbourne en una nueva versión de Monsters of Rock.


Como simpatizante de esta banda a quienes respeto por ser banda ícono en el extenso Metal, me sumo a los cerca de 14.972.000 de Chilenos que aunque protestas de por medio, se quedaron con las ganas de escuchar una buena dosis de sus poderosas guitarras.

Creo que para la futura venida (lo anunció Bruce Dickinson durante el concierto), y citando un dicho popular, 'hay que escuchar la voz del pueblo'... para estos megaconciertos a los que arriba una innumerable congregación de poleras negras, no se puede pecar de ingenuo poniendo limitantes y disponer de lugares que no son los más indicados; lo único que se logra es la infinita impotencia con que quedan muchos que no tienen la oportunidad de escuchar a sus ídolos en vivo. A quienes tengan responsabilidades, sería bueno que tomaran consideración de esto: nos harían un enorme favor a todos.